Fruta madura, flores y pastelería… los aromas del nuevo Chardonnay 2018

Es una edición de 18.520 botellas borgoña de la vendimia de uva Chardonnay 2016. Todas ellas calificadas como Vino de Pago, la denominación de origen más prestigiosa, garantía de calidad.

De color amarillo dorado, limpio y brillante, Martúe Chardonnay 2018 es elaborado exclusivamente con uva Chardonnay procedente de la finca El Casar de La Guardia.

Este Chardonnay está fermentado en un 78% en depósito de acero inoxidable a baja temperatura. El 22% restante fermentó en barricas nuevas de roble francés en las cuales el vino ha permanecido sobre sus lías durante dos meses y medios, realizándose un batonage diario de cada barrica. Después se procedió al ensamblaje óptimo entre ambos vinos.

Cada variedad de uva que compone este Chardonnay fue fermentada por separado con largas maceraciones y permaneció 14 meses en barricas de roble francés.

El resultado, un Chardonnay con un aroma de gran intensidad a fruta madura (piña, melón) flores blancas y fondo de pastelería. La gran baza llega en boca. Desde que entra inunda todo con su amable sabor. Primero fresco, luego goloso, después se hace grande. Su paso es muy untuoso y lento. En el final de boca, se hace presente su medida crianza en barrica, dejando un recuerdo de panadería fina.

En España sólo hay 17 pagos reconocidos, entre los que figura la bodega Martúe, con Denominación de Origen Pago Campo de la Guardia, en Toledo. El Vino de Pago es el que se produce en una zona muy determinada, con unas características geográficas específicas, que hacen que el vino sea único. Todo un reconocimiento que habla de la calidad de los vinos Martúe.

es_ESES
en_GBEN de_DEDE zh_CNZH es_ESES
0